Rugby carcelario e inclusión deportiva: El Quijote RC en el Centro Penitenciario Madrid VII de Estremera

Rugby carcelario e inclusión deportiva: El Quijote RC en el Centro Penitenciario Madrid VII de Estremera

Corría el año 2009. Un abogado argentino que practicaba rugby en el San Isidro Club llamado Eduardo “Coco” Oderigo visitó por primera vez el Complejo de máxima seguridad de San Martín, uno de los más peligrosos de Buenos Aires. Allí conoció el horror y la desesperanza de los reclusos. Días después volvió con un balón de rugby para entrenar a unas 15 personas privadas de su libertad, el germen de lo que hoy es el Proyecto Espartanos. Diez años después el Proyecto cuenta con más de 650 voluntarios, 3.030 jugadores, se replicó el modelo Espartano en 65 unidades penales de 7 países y hay 80 empresas empleadores de personas que transformaron su vida gracias al deporte, la espiritualidad, la educación y el trabajo.
En 2011 el rugby carcelario llegó a España y hoy Horacio Ferreira, Director Deportivo del Quijote Rugby Club, ha visitado el Centro Penitenciario Madrid VII de Estremera para conocer de primera mano a la Escuela de Rugby Madiba y a los responsables detrás de este emprendimiento social que está revolucionando la reinserción de la población carcelaria. Y los números no mienten: el rugby ha conseguido bajar una tasa de reincidencia del 65% de los reclusos a solo el 5%
Carlos Solla y Fernando Larousse son los pioneros en España de esta modalidad deportiva que está produciendo un auténtico cambio social del que el Quijote Rugby Club no quiere permanecer al margen.
Según la UNESCO, la inclusión es un enfoque que responde positivamente a la diversidad de las personas y a las diferencias individuales, entendiendo que la diversidad no es un problema, sino una oportunidad para el enriquecimiento de la sociedad a través de la activa participación en la vida familiar, en la educación, en el trabajo y en general en todos los procesos sociales, culturales y en las comunidades. Así, el rugby carcelario también es una herramienta de inclusión.
Para conocer más sobre esta práctica deportiva, podéis visitar los siguientes enlaces:
Fundación Espartanos
Escuela de rugby Madiba
El rugby como motor del cambio
Rugby para reinsertar a los presos más violentos

Horacio Ferreira junto a Carlos Solla

Fernando Larousse

 

Leave a Reply